martes, 11 de julio de 2017

La Pareja en Constelaciones Familiares

LA PAREJA, COMO LOGRAR EL AMOR.

El siguiente articulo es una compilación del Libro de Bert Hellinger: "Lograr el Amor en la Pareja." del cual se desprenden las principales ideas a modo de resumen.

ÚNICAMENTE SE PUEDE AMAR LO IMPERFECTO


Lo perfecto no ejerce ningún atractivo sobre nosotros. Descansa en sí
mismo, lejos de la vida normal. Únicamente podemos amar lo imperfecto. Sólo
de lo imperfecto nace un impulso de crecimiento, no de lo perfecto.

1. El hombre y la mujer se necesitan
El hombre toma a una mujer porque nota que como hombre le falta la mujer, y la mujer toma a un hombre porque nota que como mujer le falta el hombre. A cada uno de ellos le falta aquello que el otro tiene, y cada uno puede dar lo que el otro necesita. Por tanto, para que una relación de pareja se logre, el hombre tiene que ser hombre y seguir siéndolo, y la mujer tiene que ser mujer y seguir siéndolo.


ORDENES DEL AMOR
El amor solo se logra donde se reconocen los órdenes, así podemos lograr el fruto de lo que anhelamos. Los órdenes del amor existen independientemente de nuestros deseos o  temores.
El orden nos viene dado y no es posible sustituirlo por el amor. Esto sería ilusorio. Hay siempre que ir al orden, el punto de la verdad, solo allí está la solución.
El amor es una parte del orden. El orden precede al amor y el amor únicamente puede desarrollarse en el marco del orden, como la semilla que se hunde en la tierra para crecer y dar su fruto.
Existe una jerarquía en función del comienzo de la pertenencia a un sistema, Este es el  orden de origen, el cual depende de la sucesión temporal de la pertenencia. El ser se define y obtiene su rango gracias al tiempo. Es el tiempo el que le confiere su estructura. Así el que estuvo primero en un sistema tiene prioridad sobre el que vino después.
Los sistemas tienen su jerarquía y vemos en ellos que un nuevo sistema tiene prioridad sobre el antiguo. En el seno de un sistema hay la prioridad en función del comienzo de la pertenencia a ese sistema. En la sucesión de los sistemas, la nueva familia tiene prioridad sobre la antigua.



Implicaciones transgeneracionales
En las familias existe una profunda necesidad de justicia y de compensación. La familia y la red familiar actúan como si tuvieran un alma común. Esta alma común vela por que en la familia exista un equilibrio entre ganancias y pérdidas, equilibrio que abarca varias generaciones.
Ejemplo, cuando un hombre se separa a la ligera de su primera mujer y la hiere, y ella se enoja con él, quizás el hombre experimente luego como su hija del segundo matrimonio se enoja con él, mostrando los mismos sentimientos que la primera mujer.
La solución sería que este hombre le dijera a su primera mujer: «Fui injusto contigo. Lo siento. Reconozco todo lo que me diste. Tu amor fue grande, y el mío, también, y de esta forma puede perdurar.»
El hombre aún le podría decir: «Mira, ésta es mi nueva mujer; con ella tengo estos hijos. Por favor, míranos con buenos ojos.» Por regla general, la primera mujer está dispuesta a hacerlo de buena gana. De esta forma, el primer vínculo es disuelto de manera que pueda establecerse un vínculo nuevo.
Si se trabajara en terapia con la hija, ella podría decirle al padre: «Ésta es mi madre y yo soy su hija. Con tu primera mujer no tengo nada que ver. Yo me atengo a vosotros dos. Lo que hubo entre vosotros adultos no me atañe. Por favor, mírame como hija tuya, y yo te tomo como mi padre.»
A la madre le podría decir: «Tú eres la única verdadera para mí. Con la primera mujer de Papá no tengo nada que ver. Por favor, mírame como tu hija, y yo te tomo como mi madre.» Si después aún añade: «Tú eres la grande, yo, la pequeña», ocupa su lugar de hija en la familia y la relación anterior ya no puede actuar negativamente sobre el presente.

La grandeza de la sexualidad
A través de la consumación del amor se crea un vínculo profundo entre el hombre y la mujer. Este vínculo es indisoluble, pero no por el hecho de contraer el matrimonio, sino por la consumación del amor.
La sexualidad impulsa la vida, por encima de todos los obstáculos. En este sentido, la sexualidad es más grande que el amor.
Cuando la pareja se ama mirándose a los ojos, el acto se convierte en realización de su amor mutuo. El reconocimiento de la grandeza de la consumación es la condición más importante para que el amor se logre.
El amor se basa en la igualdad en el desear y en el conceder. El amor únicamente se logra cuando ambos compañeros están seguros de que su deseo encuentra cobijo en el otro, es decir, cuando ambos desean con amor y conceden con amor. Naturalmente, todo ello tiene que ir acompañado de una actitud de consideración. 
Casarse también con la familia del cónyuge
Quien se casa con su pareja, también tiene que casarse con la familia del otro. Eso significa que tiene que respetar y amar a la familia de su compañero, como si fuera su compañero mismo.


La relación de pareja tiene prioridad sobre la paternidad
Para la relación de pareja es importante que tenga prioridad sobre la paternidad, ya que el hecho de ser madre o padre es una continuación de la relación de pareja.
Ya que cuando la pareja tiene hijos, la paternidad a veces absorbe toda la energía y queda muy poco para la pareja. Sin embargo, el amor de los padres para sus hijos se nutre de la relación de pareja, es una continuación de ésta. Así, pues, cuando la relación de pareja puede recuperar el primer lugar, también el ser padres resulta más fácil. Y, sobre todo: los hijos que experimentan que sus padres se aman como pareja, se sienten muy felices.






“Cuando interrumpes el movimiento natural de amor hacia tu madre… interrumpes el movimiento a la vida y con ello cierras las puertas a una pareja”. Bert Hellinger



LOGRAR EL AMOR EN LA PAREJA
La relación de pareja es la época culminante de la vida
La relación de pareja es la vida realizada en plenitud. El niño, y más tarde el adolescente, se van desarrollando hacia la relación de pareja; ésta es la meta.
El paso hacia la relación de pareja y hacia la paternidad implica una renuncia a la infancia y la juventud. Con la relación de pareja se franquea un umbral y ya no se puede volver atrás. La infancia y la juventud se acabaron.
Cualquier desarrollo humano siempre significa franquear un umbral. Una vez hemos pasado ese umbral, todo cambia y ya no podemos volver atrás. El ejemplo fundamental sería el nacimiento.
Los siguientes umbrales importantes son luego el matrimonio y la paternidad. La juventud pasó, ya no se puede volver atrás. La relación de pareja se logra cuando miramos más allá de este umbral, hacia delante y no, hacia atrás.


Puntos especiales en la relación de Pareja
·  Cuando uno pretende reeducar a su compañero: Hombres y mujeres son diferentes; El hombre inicia una relación con la mujer, y la mujer es un enigma para él. Por otra parte, para la mujer, el hombre también es un enigma. Todo intento de convertir al compañero en algo diferente de lo que es, está abocado al fracaso y destruye la relación. Cuando se confronta el hecho de que lo diferente, aunque diferente, es igualmente válido. Este es el fundamento del aprecio. Tal como eres, aunque tú seas hombre y yo, mujer, eres válido. Y a la inversa: aunque tú seas mujer y yo, hombre, y aunque seas totalmente diferente de mí, eres válida. A lo femenino se añade algo, y a lo masculino se añade algo. Así, ambos crecen y se enriquecen.
·    La mujer que está en concordancia con su madre, y el hombre que está en concordancia con su padre, son más atractivos: Una mujer que ama y respeta a su madre, que de esta manera está unida con su madre, resulta mucho más atractiva para un hombre. Y un hombre que está de acuerdo con su padre, que es carne y uña con él, resulta mucho más atractivo para una mujer.
·     Cuando toda la culpa se transfiere a los padres: “Cuando el hombre es un niño, no puede casarse. Cuando sigue reprochando contra sus Padres sigue siendo un niño que reclama a sus Papas y la transfiere toda la culpa a sus Padres, en una posición así no se le puede ayudar a la persona.
·     Quien rechaza a los padres, se rechaza a sí mismo y rechaza a la pareja: Cuando un hijo toma a sus padres como padres suyos, y si reconoce: «yo soy mis padres», está en paz consigo mismo. En ese momento es «Yo». En cuanto interiormente rechazo a uno de los padres, no soy yo. Cuando mi pareja rechaza a uno de mis padres, me rechaza a mí. Cuando no respeta a mis padres o los menosprecia, me rechaza a mí. Aunque un hijo también aporta algo propio.
·       La separación; Cuando un compañero rechaza el deseo del otro de tener hijos: Sí, éste es el final de la relación. Éste es el resultado. Es justo este punto. Ésta es la herida. En la mayoría de los casos es justo al revés de lo que se dice: la persona que dice o acusa en el fondo es la que es la culpable.
·  «Nos permitimos comenzar de nuevo»: Un secreto acerca de la felicidad: la felicidad es olvidadiza. No recuerda lo de antes. La desdicha, en cambio, tiene una memoria muy larga. Cuando hubo dificultades en una relación de pareja, una regla muy buena es que la pareja diga: «Nos permitimos comenzar de nuevo.» Y de aquello que hubo antes ya no se habla nunca más. Ni siquiera se piensa en ello. Éste sería el secreto de la felicidad. -Pero es demasiado sencillo.
 ·   La pregunta del porqué: Frecuentemente pretendemos dirigir o controlar aquello que pasa en el alma. Entonces el alma se retira de nuevo. El alma sabe más que la cabeza. La cuestión es: ¿quién dirige?, ¿la cabeza o el alma? La pregunta «¿por qué?» en el fondo es la peor de todas. La curiosidad viene de la cabeza. El alma no es curiosa. El alma fluye. Un proceso sumamente importante en la relación de pareja es el «borrón y cuenta nueva».  Eso es sumamente importante. Uno se decide de nuevo, y se empieza de nuevo: enamorarse, comprometerse, casarse. Se empieza con el primer ramo de flores. En concordancia con el alma.
·    El principal obstáculo para la reconciliación en la pareja es aquél que piensa que tiene razón.

·   La mayoría de las discusiones terminan en pelea: Por eso, lo mejor es mantenerlas lo más cortas posible. En el fondo, ¿de qué sirve una discusión? Para la mayoría de las personas, la discusión debería llevar a convencer al otro de algo de lo que no está convencido. Eso siempre es en vano. Déjale su opinión. La tuya no es mejor; sólo es diferente.
·      Sistemas de Valores: Cada uno de los compañeros tiene un sistema de valores y un sistema de comportamientos, adoptados de su familia. Y cada uno piensa que el suyo es el correcto. Su conciencia se orienta en lo que en su familia se vive. La conciencia no dice absolutamente nada de lo correcto o bueno, sino sólo de aquello que en su familia se considera válido. Eso es lo que dice la conciencia. En las relaciones de pareja, al principio se desarrolla una lucha secreta en la que cada uno intenta imponer su sistema de valores ante el otro. En la mayoría de los casos es la mujer quien se impone; y el marido se retira. Así, la mujer bien gana, pero acaba perdiendo a su marido. Una solución se logra cuando los dos se unen, reconociendo también los respectivos sistemas de origen, y ambas partes forman una unión en un nivel superior, de manera que cada uno se sienta bien en este nuevo sistema de valores. Cuando una pareja ha encontrado este punto, juntos, como padres, pueden transmitir este sistema de valores y este patrón de comportamiento a sus hijos. En consecuencia, también sus hijos se encuentran bien. Así ya no necesitan comportarse con el padre de manera diferente que con la madre. Los hijos se encuentran libres e iguales con cada uno de los padres.
·     La aceptación es demasiado poco. La aceptación no une. Se requiere más. Este más es el asentimiento. Se trata de asentir al otro, tal como es. De lo contrario, tan sólo lo aguantas. Si asientes, amas a la pareja.
·     El reproche: Las preguntas por el motivo o por la razón no aportan nada. Puedes imaginarte que tus padres te pidieran disculpas ahora, se golpearan el pecho diciendo: «Sí, hemos cometido un pecado grave contra ti. Lo sentimos mucho.» — ¿Cómo te sentirías? - Seguramente no me sentiría mejor, porque el daño que se causa ya no se puede arreglar con unas cuantas palabras. Solamente uno mismo es el que puede Actuar.  Contare una historia:      Una médico, amiga mía, de joven estuvo en un campo de concentración. Sobrevivió y salió de Dachau con dieciséis años. Entonces, en Dachau, un médico americano le dijo: «Déjalo atrás y ve hacia delante.»-Así lo hizo. Junto con ella hubo otra mujer en el campo de concentración. Hoy en día, esa mujer vive en Sudáfrica y aún está promoviendo un pleito. Ella dice: «Por culpa del campo de concentración estoy estéril, y por eso aún tienen que reparar algo en mí.» -Su vida está perdida.

·       El pedir: Cuando alguien dice «Satisfáceme» y no es concreto es muy difícil cumplir el pedido, y además si aun así es cumplido el pedido se debe agradecer para que el otro se sienta valorado. Y él otro después puede desear algo parecido de ti. Mas cuando el pedido no se hace explicito se cae en la actitud de un niño que espera algo de su madre. La madre sabe lo que es bueno para mí, y yo no necesito hacer nada. Entre dos compañeros, éste es un patrón fatal.  La base para la relación de pareja es la igualdad de rango y el equilibrio entre dar y tomar. De lo contrario, se trata de una relación padre-hijo o madre-hijo. Un paso acertado sería que tú le dieras algo, de igual a igual. Eso empieza con la siguiente afirmación: tal como eres, estás bien para mí. Ésa sería la base de todo lo demás. Cualquier intento de reeducar al otro está destinado a fracasar. Cada uno ya está educado, sólo que de manera diferente que a ti te gustaría que fuera, o que el otro lo quisiera.
·    Con la mirada empieza el contacto: Cuando se mira a la persona la distancia empieza a disminuir, Con la mirada afable empieza el contacto
·     La relación de pareja es un proceso de muerte: Un secreto de la relación de pareja. Cuando una pareja se enamora, ambos piensan: «¡Por fin acabo de encontrar la madre que siempre deseaba tener!» Después se dan cuenta esa idea es un engaño. Así el desengaño obliga a cada uno a ver al otro tal como es: como persona propia. Otro elemento de suma importancia: la relación de pareja es un proceso de muerte; una constante despedida. Hasta que al final uno se encuentra sólo, pero más rico a través de ello. Y aún otra experimentada: en este paso de soltar interior -y, a pesar de todo, seguir allí- hay grandeza.





AMOR Y DOLOR EN LA RELACIÓN DE PAREJA
La relación de pareja es el gran sueño
La relación de pareja es aquello a lo que la vida apunta. La infancia y la juventud se orientan hacia la relación de pareja. Por eso, la mayoría de películas y novelas terminan justamente cuando la relación se logra. Todo lo demás casi se da por sí solo.


El enamoramiento es ciego, el amor mira y ve
Con el amor ya empezamos muy pronto, sobre todo, con el amor a la madre.
Éste es el primer amor y, quizás, el más profundo. Al cabo de un tiempo, el amor a la madre encuentra ciertos límites. Así, el hijo vive un desengaño y aprende a actuar y a vivir con más autonomía. Cuando el hijo o la hija llega a la edad adulta, encuentra a otra persona que se le hace importante y acaba sustituyendo a la madre. La mujer encuentra a un hombre, y el hombre encuentra a una mujer, y de repente están enamorados. Pero ese amor apasionado es algo curioso. Me parece que durante el primer enamoramiento cada uno de los compañeros piensa: ¡Por fin he encontrado a mi madre, tal como siempre la había deseado! Por eso, este amor es ciego; no ve al otro nítidamente.
No obstante, debe ser un sentimiento muy bonito por lo que me han dicho...

Ahora bien, la dificultad reside en que ambos compañeros tienen la misma sensación: ¡Por fin he encontrado a mi madre! Sólo muy lentamente uno se va dando cuenta de que el otro necesita o espera algo de mí como pareja, de manera similar que yo espero algo de él. En ese momento, el enamoramiento se va difuminando y empieza el amor. Ese amor ve; quiere al otro tal como es.

La consumación del amor no está en manos del individuo, ya que esta consumación del amor entre el hombre y la mujer tiene una dimensión cósmica.
La mujer es capaz de entregarse plenamente y de tomar plena mente, cuando se halla unida con lo femenino en el sentido más amplio. Al mismo tiempo, esta unión se muestra muy concretamente si ella está unida a su madre; mejor dicho, con su madre como mujer y madre. Además, con la madre de la madre, como mujer y madre. Y con la madre del padre, como mujer y madre. Estas líneas se extienden lejos en el pasado, de manera que la mujer se ve sostenida por lo femenino, tal como se halla fundamentado en el movimiento de la vida.
En sintonía con este movimiento, la mujer encuentra la fuerza para la plena entrega y para la consumación. Encuentra la fuerza para el goce y para la pasión que también forman parte. Y también encuentra la fuerza para el asentimiento a las consecuencias de la consumación del amor, sea cual sea su aportación para la vida en su totalidad. De esta manera se convierte en una consumación profunda y, a la vez, en un acto religioso, el acto más profundo posible.
Lo mismo se aplica al hombre. Él es capaz de entregarse plenamente y de tomar plenamente cuando se halla unido con lo masculino, tal como está fundamentado en la consumación de la vida. Así encuentra la fuerza masculina. Esta fuerza tiene algo bélico. En el fondo, el hombre es un guerrero. Un blandengue no puede realizar esta consumación profunda, porque no es hombre. Un guerrero sí que puede. Un guerrero es uno que también está dispuesto a defender a una familia y es capaz de hacerlo. Puede imponerse en la vida y así proteger, alimentar, o ayudar a alimentar a su familia.
Un hombre no tiene esa fuerza profunda cuando únicamente permanece remitido a sí mismo. La tiene cuando detrás de él se encuentra su padre, como hombre y padre. Y cuando detrás de su padre se encuentra el padre de éste, como hombre y padre. Y de la misma manera. el padre de su madre, como hombre y padre, y aún más allá. Así, lo masculino le sostiene, y él está en sintonía con lo masculino. Entonces puede entregarse a su mujer, puede tomarla con fuerza y con goce y con pasión, y puede asentir a las consecuencias de la consumación del amor, sean cuales sean. Eso tiene grandeza.

La consumación del amor en este sentido es lo más grande que conocemos.

En el amor existe una jerarquía
En el amor existe una jerarquía: primero va el amor entre el hombre y la mujer. Este es el fundamento de la familia, a saber, el amor entre el primer marido y la primera mujer. Ellos se encuentran, y de la consumación del amor nacen los hijos. Los hijos son fruto de este amor. Por tanto, la relación de pareja tiene prioridad ante la paternidad.
De su amor a su mujer, el hombre saca las fuerzas para ser padre. Cuando ama a los hijos, en ellos también ama a su mujer.
Y a la inversa, la mujer encuentra la fuerza para ser madre, porque sabe que su marido está a su lado, y porque ella toma de él la fuerza para dedicarse a los hijos. Esto se logra cuando en los hijos también ama a su marido, cuando el ser madre para ella es la continuación del amor a su pareja.
Los hijos son felices cuando sus padres, en ellos, se quieren. Y son más felices, cuando experimentan a sus padres como pareja; entonces se sienten en su lugar y consolados.

Para que una relación se logre, es importante que cada uno busque en el otro una pareja, y no una madre. Al consumar el amor sexual es importante que la pareja se mire a los ojos; así se tiene delante a un hombre o a una mujer. En cambio, cerrando los ojos, es posible que surjan otras imágenes.

La reconciliación es un valor, el perdón, no. A no ser que los compañeros se perdonen mutuamente. Cuando una pareja se hizo daño mutuamente, y posteriormente se dicen: «Nos perdonamos mutuamente», ninguno de los dos acaba siendo superior.

También se puede decir: «Nos reconciliamos.» Eso significaría: «Nos permitimos comenzar de nuevo. Eso implica que lo anterior ya no se toque nunca más; tiene que ser pasado. Es como un nuevo comienzo, lo cual sería la verdadera reconciliación.

Cuando una pareja planifica un hijo
La planificación de «hijos deseados» tiene un efecto extraño en el alma; tiene algo técnico. Es como si la persona interfiriera en la Naturaleza para, de alguna manera, utilizarla, en vez de someterse a ella. En cambio, cuando los padres se aman y están abiertos para un hijo, sin planificarlo exactamente, aquello que ocurre en el alma es mucho más bello, tanto para la pareja como, más tarde, para el hijo.


Cuando un hijo nació muerto
Donde un hijo nace muerto, es importante que se le dé un nombre y que sea contado como un miembro íntegro de la familia.  Para los padres es importante que juntos miren al hijo muerto. Después, se miran a los ojos ellos dos y dicen:
«Es nuestro hijo. Nosotros lo quisimos. Y ahora lo despedimos, pero le guardamos un lugar en nuestros corazones.»


¿Con quién deben ir los hijos después del divorcio?
La decisión de cuál de los hijos debe ir con quién depende enteramente de las circunstancias; no hay reglas fijas. No obstante, tengo el siguiente punto de orientación: los hijos deben ir con aquél de los padres que en los hijos respete y ame más a su pareja. Éste es un principio bello que distensa todo. Cuando ambos padres en los hijos se respetan y se aman mutuamente, los hijos se encuentran muy bien. Entonces, la pregunta de dónde deberían ir los hijos no se plantea de esta forma.
Cuando una mujer dice: «Mi marido no quiere tener a los hijos», frecuentemente se muestra que en realidad ella no respeta al marido; ni tampoco lo respeta en los hijos. En cuanto empieza a respetar al marido en los hijos, a veces se da un cambio extraño en el marido, sin que se haya comentado nada.



“CUANDO UNA PERSONA SE INCLINA ANTE EL DESTINO,
ENTONCES  SE VUELVE TRANQUILA Y SILENCIOSA,
HUMILDE, PUDIENDO DEJAR ATRÁS LO PASADO Y
MIRANDO HACIA DELANTE”.

Bert Hellinger


La plenitud llega después de la relación de pareja
En el fondo, la relación de pareja es una empresa en contra de la muerte. La vida debe perdurar. Cuando nace un hijo, los padres se alegran, y al mismo tiempo saben: el hijo los sobrevivirá. Ellos harán sitio y el hijo lleva la vida más allá. Por tanto, la relación de pareja se realiza encarando el morir y encarando la muerte.
También en la relación de pareja misma se realiza un proceso de muerte; un proceso de desprendimiento progresivo. Las grandes expectativas con las que nos embarcamos en la relación de pareja, lenta-mente se moderan por la experiencia de la efimeridad. A eso hay que asentir. En este asentimiento, la relación gana una profundidad y una fuerza especiales. Así tiene algo sereno.
Cuando llega el momento de la despedida, cuando uno de los compañeros muere, la persona está preparada. Así puede soltarse y mirar hacia su propio final; pero sin miedo -es como alcanzar la plenitud. Creo que esta visión nos protege de hacernos grandes ilusiones, como si la relación de pareja misma fuera la plenitud.

La plenitud llega después de la relación de pareja, en el desprendimiento definitivo.



¿Qué son las Constelaciones Familiares?

Constelaciones Familiares es un tipo de Psicoterapia Sistemica Familiar desarrollado por Bert Hellinger.
Se dice que el 70% de los problemas psicológicos que nos afectan a todos vienen de nuestra historia y relación familiar. El niño, por amor ciego, adopta reacciones y soporta cargas que le dificultarán la vida de adulto. Constelaciones saca rápidamente a la luz la dinámica que causa el sufrimiento y, si se dan las circunstancias apropiadas, la corrige en el mismo momento.

El Método de trabajo se fundamenta en trabajar con representantes, y en grupo.

miércoles, 21 de junio de 2017

Las 5 heridas que impiden ser uno mismo

Las 5 heridas que impiden ser uno mismo

Cuando un bebé nace, sabe en lo más profundo de su Ser que la razón por la que se ha encarnado es la de ser él mismo al vivir diversas experiencias. Todos tenemos la misma misión al llegar a este planeta: «vivir las experiencias una y otra vez hasta que podamos aceptarlas y amarnos a través de ellas».

Al nacer nos concentramos principalmente en las necesidades de nuestra alma, la cual desea que nos aceptemos junto con nuestras experiencias, defectos, potenciales, debilidades, deseos, personalidad… Todos tenemos esas necesidades. Sin embargo, poco después de nacer, nos damos cuenta de que cuando nos atrevemos a ser nosotros mismos, alteramos el mundo de los adultos o el de los que están cerca de nosotros. Y de ello deducimos que no es bueno ni correcto ser naturales.
Este doloroso descubrimiento provoca, sobre todo en el niño, crisis de ira, las cuales llegan a ser tan frecuentes que nos vemos obligados a creer que son normales. El niño que actúa naturalmente, que es equilibrado y que tiene el derecho a ser él mismo no pasa por este tipo de crisis.

Por desgracia, este tipo de niño «natural» casi no existe. He observado más bien que la mayoría de los niños pasan por las siguientes cuatro etapas: después de conocer la alegría de ser él mismo en la primera etapa de su existencia, conoce el dolor de no tener el derecho de ser él mismo, que es la segunda etapa. Llega enseguida el período de crisis, de rebeldía, que es la tercera etapa. Con objeto de reducir el dolor, el niño se resigna y termina por crearse una nueva personalidad para transformarse en lo que los demás quieren que sea. Algunas personas permanecen estancadas en la tercera etapa durante toda su vida, es decir, reaccionan continuamente, están enojados o en permanente situación de crisis. En la tercera y cuarta etapa es cuando creamos numerosas máscaras (nuevas personalidades) que sirven para protegernos del sufrimiento. Estas nuevas personalidades o «defensas» son cinco, y corresponden también a cinco grandes heridas fundamentales que vive el ser humano.

Los problemas vividos en la infancia dejan heridas emocionales que vaticinan cómo será nuestra calidad de vida cuando seamos adultos. Además, estos pueden influir significativamente en como nuestros niños de hoy actuarán mañana y en como nosotros, por otro lado, afrontaremos las adversidades.
Así, de alguna forma, a partir de estas 5 heridas emocionales o experiencias dolorosas de la infancia, conformaremos una parte de nuestra personalidad. Veamos a continuación cuáles son nuestras heridas definidas por Lisa Bourbeau….

1- El miedo al rechazo (Mascara de Huida)
El miedo al rechazo es una de las heridas emocionales más profundas, pues implica el rechazo de nuestro interior. Con interior nos referimos a nuestras vivencias, a nuestros pensamientos y a nuestros sentimientos.
En su aparición pueden influir múltiples factores, tales como el rechazo de los progenitores, de la familia o de los iguales. Genera pensamientos de rechazo, de no ser deseado y de descalificación hacia uno mismo.
La persona que padece de miedo al rechazo no se siente merecedora de afecto ni de comprensión y se aísla en su vacío interior. Es probable que, si hemos sufrido esto en nuestra infancia, seamos personas huidizas. Por lo que debemos de trabajar nuestros temores, nuestros miedos internos y esas situaciones que nos generan pánico.
Si es tu caso, ocúpate de tu lugar, de arriesgar y de tomar decisiones por ti mismo. Cada vez te molestará menos que la gente se aleje y no te tomarás como algo personal que se olviden de ti en algún momento.

2- El miedo al abandono  (Mascara de Dependiente)
La soledad es el peor enemigo de quien vivió el abandono en su infancia. Habrá una constante vigilancia hacia esta carencia, lo que ocasionará que quien la haya padecido abandone a sus parejas y a sus proyectos de forma temprana, por temor a ser ella la abandonada. Sería algo así como “te dejo antes de que tú me dejes a mí”, “nadie me apoya, no estoy dispuesto a soportar esto”, “si te vas, no vuelvas…”.
Las personas que han tenido las heridas emocionales del abandono en la infancia, tendrán que trabajar su miedo a la soledad, su temor a ser rechazadas y las barreras invisibles al contacto físico.
La herida causada por el abandono no es fácil de curar. Así, tú mismo serás consciente de que ha comenzado a cicatrizar cuando el temor a los momentos de soledad desaparezca y en ellos empiece a fluir un diálogo interior positivo y esperanzador.

Padre enfadado con su hijo

3- La humillación (Mascara de Masoquista)
Esta herida se genera cuando en su momento sentimos que los demás nos desaprueban y nos critican. Podemos generar estos problemas en nuestros niños diciéndoles que son torpes, malos o unos pesados, así como aireando sus problemas ante los demás; esto destruye la autoestima infantil.
Las heridas emocionales de la humillación generan con frecuencia una personalidad dependiente. Además, podemos haber aprendido a ser “tiranos” y egoístas como un mecanismo de defensa, e incluso a humillar a los demás como escudo protector.
Haber sufrido este tipo de experiencias requiere que trabajemos nuestra independencia, nuestra libertad, la comprensión de nuestras necesidades y temores, así como nuestras prioridades.



4- La traición o el miedo a confiar (Mascara de Controlador)
Surge cuando el niño se ha sentido traicionado por alguno de sus padres principalmente, no cumpliendo sus promesas. Esto genera una desconfianza que se puede transformar en envidia y otros sentimientos negativos, por no sentirse merecedor de lo prometido y de lo que otros tienen.
Haber padecido una traición en la infancia construye personas controladoras y que quieren tenerlo todo atado y reatado. Si has padecido estos problemas en la infancia, es probable que sientas la necesidad de ejercer cierto control sobre los demás, lo que frecuentemente se justifica con un carácter fuerte.
Estas personas suelen confirmar sus errores por su forma de actuar. Sanar las heridas emocionales de la traición requiere trabajar la paciencia, la tolerancia y el saber vivir, así como aprender a estar solo y a delegar responsabilidades.

5- La injusticia (Mascara de Rigidez)
La injusticia como herida emocional se origina en un entorno en el que los cuidadores principales son fríos y autoritarios. En la infancia, una exigencia en demasía y que sobrepase los límites generará sentimientos de ineficacia y de inutilidad, tanto en la niñez como en la edad adulta.
Las consecuencias directas de la injusticia en la conducta de quien lo padece será la rigidez, pues estas personas intentan ser muy importantes y adquirir un gran poder. Además, es probable se haya creado un fanatismo por el orden y el perfeccionismo, así como la incapacidad para tomar decisiones con seguridad.
Requiere trabajar la desconfianza y la rigidez mental, generando la mayor flexibilidad posible y permitiéndose confiar en los demás.
Resultado de imagen para las cinco heridas emocionales


Ahora que ya conocemos las cinco heridas del alma que pueden afectar a nuestro bienestar, a nuestra salud y a nuestra capacidad para desarrollarnos como personas, podemos comenzar a sanarlas.

El primer paso para sanar estar heridas es conseguir reconocerlas con el fin de realizar después un trabajo interno y exhaustivo que nos ayude a desprendernos del dolor. 



Fuentes:
Bourbeau, L. (2003) Las cinco heridas que impiden ser uno mismo.
https://lamenteesmaravillosa.com/5-heridas-emocionales-la-infancia-persisten-cuando-somos-adultos/
https://sanacionholisticasalamanca.wordpress.com/2014/02/28/las-5-heridas-que-impiden-ser-uno-mismo/ 

lunes, 1 de mayo de 2017

NUEVO TALLER DE CONSTELACIONES FAMILIARES

¿Qué son las Constelaciones Familiares?

Constelaciones Familiares es un tipo de Psicoterapia Sistemica Familiar desarrollado por Bert Hellinger.
Se dice que el 70% de los problemas psicológicos que nos afectan a todos vienen de nuestra historia y relación familiar. El niño, por amor ciego, adopta reacciones y soporta cargas que le dificultarán la vida de adulto. Constelaciones saca rápidamente a la luz la dinámica que causa el sufrimiento y, si se dan las circunstancias apropiadas, la corrige en el mismo momento.
Esta Terapia se diferencia de otras por su extrema rapidez. En una Constelación (duración media de 1 hora) sale a la luz y se aborda el verdadero tema causante del problema presentado por el paciente.......
 

Te has preguntado porqué en tu familia se repiten ciertos comportamientos o sucesos generación tras generación...por ejemplo: abortos, sucesos trágicos, divorcios, problemas laborales, sobrepeso, problemas económicos, depresión, etc.?

"La mitad de tu Ser consiste en tu madre y la mitad de tu Ser consiste en tu padre. Tu estás aquí por ellos. Todo lo que te está ocurriendo es, en cierto modo, por ellos"


"Tanto en la familia nuclear como en la red familiar existe una necesidad común de vinculación y de compensación que no tolera la exclusión de ninguno de sus miembros. De lo contrario, aquellos que nacen posteriormente en el sistema, inconscientemente repiten y prosiguen la suerte de los excluidos"



El alcance del trabajo no se limita a la persona que ha constelado solamente sino también al Sistema Familiar al que pertenece; ya que al mover algún elemento o miembro de la familia el orden se reestablece y se encuentra un mejor equilibrio. Asimismo; el trabajo de una persona en su Constelación puede afectar en mayor o menor grado al resto de los participantes del taller ya que cada integrante puede estar atravesando por el mismo problema o similar.

En Constelaciones se pueden tratar temas diversos como:
- Problemas de Pareja (dificultad para mantener una relación, divorcios, problemas de fertilidad).
- Problemas con los hijos o padres.
- Problemas labolares (dificultad para establecerme en un empleo, no encontrar trabajo, dificultad para iniciar un negocio propio, conflictos con compañeros de trabajo, no alcanzar objetivos laborales).
- Problemas económicos(conflictos por herencias, falta de prosperidad económica, miedo a la carencia, conflictos familiares por dinero)
- Enfermedades (padecimientos cronicos observados en varias generaciones, sobrepeso, anorexia, bulimia, comportamientos obsesivos).
- Acontecimientos específicos observados desde nuestros antepasados (suicidios, muertes prematuras, adicciones, pérdidas materiales, asesinatos, sucesos violentos).
- Conductas(falta de autoconfianza, autosabotaje, miedos, problemas para vivir duelos, problemas para tomar decisiones).


Fecha: Domingo 16 de Julio del 2017.
Lugar: Calle Las Rosas #1358, Colonia Españita, Irapuato, Gto..
Horario: 10:00 a.m. a 2:00 p.m.
Instructor: Ing. Jesús Alfredo Hernández Acevedo.
Inversión:
- Para el que quiere constelar o resolver alguna situación: $540 antes del Evento$600 día del evento
- Como representante u observador: $150.00

Puedes contactarnos si deseas mas información, con gusto te atenderemos...


Aparta tu lugar con anticipación!!!


¿Cómo debería prepararme para Constelar?


Primeramente, es recomendable que investigues acerca de los sucesos significativos en tu familia de origen (padres, tíos, abuelos, bisabuelos, y parejas anteriores de los padres y abuelos). En Constelaciones, los sucesos significativos son: muertes antes de los 30 años, cuando el hijo es pequeño, ó simplemente muertes prematuras, asesinatos -civiles o militares-, abuso sexual, adicciones, estafas en herencias y otros sucesos significativos. Son cruciales aquellos hechos o personas de las que no se habla en la familia (excluidos, "ovejas negras", abortos, secretos de familia...). No interesan aquí descripciones psicológicas ("mi madre era autoritaria", "mi padre me pegaba", etc).
Después, es importante que elijas bien tu tema (aquello que te causa sufrimiento continuado y que se repite en tu Vida).

¿Qué debo hacer tras una Constelación?

"Las Constelaciones actúan cuando uno las deja exactamente de la manera en que las vió. Cualquier discusión sobre su contenido destruye la imagen."

Lo mismo aplica cuando uno acaba de trabajar, alguno del grupo se le acerca a preguntarle: ¿cómo te ha ido? ¿qué harás ahora? Lo que están haciendo es picotear su alma. Es fatal, invadir de esta manera el alma de otra persona como si tuviéramos el derecho a hacerlo. Ninguna persona tiene el derecho de hacerlo. Tampoco sirve intentar consolarlo. La persona es fuerte. Quien intenta consolar, es débil. Éste es en realidad quien no soporta el dolor del otro. Porque en el fondo no quiere consolar al otro, sino que utiliza al otro para consolarse a sí mismo.

No hay que interferir. Y eso es válido para todo este trabajo. La persona misma tampoco debe actuar inmediatamente tras una Constelación. Así no funciona. La imagen tiene que descansar en su alma. A veces durante mucho tiempo, quizás medio año o más. Y uno no hace nada para cambiar. Las imágenes ya actúan, simplemente estando. Y al cabo de un tiempo en el alma se reúne la fuerza necesaria para hacer lo correcto. Aquello que es correcto y bueno será diferente de lo que uno ahora acaba de ver. El alma de la persona sabe mucho más todavía y al final uno sigue a su propia alma y así tiene plena fuerza.

Por tanto, no sigue ni al terapeuta ni tampoco a esta imagen. Uno sigue a su alma. Pero esta imagen ha impulsado algo en su alma que posteriormente hace posible el actuar."
Bert Hellinger.





Videos de Constelaciones Familiares...

Ademas tendremos el Tema:
Lograr el Amor en la Pareja
Los siguientes videos muestran 3 constelaciones acerca de Prosperidad, Hijos y Padre.


















sábado, 22 de abril de 2017

Cortando Lazos

A lo largo de nuestras vidas tenemos interacción con personas, lugares y situaciones con las cuales establecemos un vínculo creado por emociones negativas como miedo, resentimiento, coraje, envidia, celos, odio, etcétera. Generamos lazos energéticos que atrapan nuestro cuerpo emocional. Al no estar conscientes de dichas ataduras, repetimos los mismos patrones y seguimos atrayendo las mismas situaciones una y otra vez hasta que conscientemente lo saldamos. Mientras no lo hagamos, nuestro desarrollo emocional y espiritual seguirá estancado.



Te has sentido atado a alguien o sin saber porque no puedes olvidar a aquella persona o relación de hace 12 o 15 años atrás? Porqué es tan difícil salir de alguna situación o rasgo de conducta? Todos estamos atados por cadenas invisibles, por lazos o ganchos energéticos que provienen de nuestra infancia, nuestra cultura, o como respuesta a temores profundos. Estos vínculos parecen estar anclados, manteniendo inseguridades bajo su control, en realidad, estos viejos apegos son cadenas que nos impiden realizar nuestra propia y verdadera personalidad.





Cuando en tu vida  ha habido emociones muy intensas esas energías se quedan como bloques de hielo suspendidos y necesitas volver a recuperar eso que te pertenece, así como relaciones muy destructivas donde los celos, infidelidades, peleas, miedos, dependencias fueron el tema de cada dia.
La energía se fragmenta y se hacen anzuelos o ganchos energéticos con esa persona durante toda tu vida si no los CORTAS, incluso a otras vidas. Así es que ya libérate!!!




"Cortar lazos con alguien significa cortar con condicionamientos y modelos de conducta adquiridos".

Esto no quiere decir que se pierda la conexión amorosa, los buenos recuerdos ni la imagen positiva de la persona con la que se realiza el corte, los cuales se conservan intactos. Ellos continuarán siendo tus padres, vivan o no. Prácticamente lo que sucede es que tu energía se devuelve al origen y tú regresas aquellas energías que no son tuyas.




Existen técnicas en las que podrás deshacerte de aquellos rasgos impuestos o aprendidos desde chicos, relaciones, temas específicos en tu vida por ejemplo depresión, tristeza, enojo, culpa, vergüenza, y otros como cigarro, alcohol etc. Esta Técnica que explico a continuación es utilizada en psicoterapia para que las personas logren resolver sus conflictos, mejoren sus relaciones con los demás y vivan más satisfechos. Se realiza a través de la visualización, en contacto con el mundo interno y su sabiduría. Se comienza a cortar lazos con las figuras más significativas de la infancia como son padre y madre. Sólo una vez realizado este proceso, pueden realizarse, en etapas posteriores, cortes de lazos con otras personas, hábitos o circunstancias difíciles de superar.


 Phyllis Krystal desarrolla profundamente el método por el cual mediante la visualización de ciertos símbolos es posible llevar un mensaje efectivo al subconsciente. Se trata de eliminar mediante técnicas, rituales y símbolos los condicionamientos negativos, reemplazándolos con nuevos mensajes positivos.

El lenguaje de la mente es simbólico, por lo cual, símbolos que en apariencia son muy simples y hasta infantiles para la mente impactan de manera inesperada en el inconsciente, produciendo la liberación de condicionamientos acumulados a lo largo de la vida como producto de las relaciones con otras personas.

Mediante la guía que nos proporciona Phyllis Krystal, es posible comenzar a aplicar estas sencillas técnicas para eliminar influencias que nos “ atan “ en relaciones con los padres, parejas, hermanos, hijos. La consecuencia de este trabajo interno es la mejorías de las relaciones con dichas personas de manera casi milagrosa.


Esta sanación de nuestros vínculos nos llevará al conocimiento profundo del verdadero ser. Además de las técnicas de “ Cortes de lazos “, se incluyen otras que sirven para superar miedos, experiencias traumáticas, condicionamientos negativos y nos brinda símbolos protectores y nutritivos como la visualización del árbol, que nos conecta con las fuerzas cósmicas y la Madre Naturaleza.


El Ejercicio de la Figura del Ocho

Se usa para llevar a la persona a una relación íntima con su propio espacio y territorio antes de cortar los lazos energéticos que lo mantienen unido a sus padres (y a las personas que lo criaron, en caso de que no hayan sido sus progenitores). Esto no sólo libera de una dependencia, sino también de la programación, hecha por los padres, la que puede haber seguido activa en un profundo nivel inconsciente.

Cada corte tiene duración de 14 dias!

“Dos personas que mantienen una estrecha relación invariablemente proyectan parte de sí mismas en la otra persona, de modo que ninguna de ellas es un individuo claramente delineado y separado. Si llegaran a cortar los lazos que las unen sin que se haya logrado un retiro de cada una dentro de su propio espacio, el resultado sería confuso, pues cada una seguiría cargando con las proyecciones de la otra, como una superposición que cubriría el yo real. Para remediar esta situación se nos entregó la Figura del Ocho.”

Phyllis Cristal: “Cortando lazos que atan”




Datos del Taller:

Fecha: Domingo 30 de Abril del 2017
Lugar: Carlos Giron #138 Col Ciudad Deportiva

Horario: 10:00 a.m. a 4:00 p.m.
http://www.saludtriskel.com/2013/12/taller-liberando-lazos.html


Fuentes:
Phyllis Cristal - “Cortando lazos que atan”
Olga Menendez - "Rompiendo Lazos"
http://www.glits.mx/cortandolazosqueatan/